miércoles, 4 de mayo de 2016

Los agujeros del bolígrafo BIC


En la década de los 50, el empresario italiano Marcel Bich compró a los hermanos húngaros Lászlo y György Bíró la patente del primer bolígrafo de la era moderna y creó el primer modelo de algo llamado ‘Bolígrafo Bic Cristal’. Desde entonces, su diseño ha permanecido prácticamente inalterado salvo por dos elementos cuya utilidad no siempre es evidente: los agujeros.
Los bolígrafos BIC tienen dos agujeros, uno muy pequeño en la parte central de poliestireno transparente, y otro en la punta de la tapa. El primero sirve para igualar la presión del aire dentro del bolígrafo con la presión exterior. EL bolígrafo BIC fue el primero que no necesitó presurizar sus cartuchos gracias a una mezcla de tinta más espesa.
Eso los hacía mucho más fáciles de fabricar, pero también creaba un problema adicional. Si la presión del interior del bolígrafo no era la misma que la exterior, la tinta podía no fluir adecuadamente y, en casos extremos, rebosar por la parte superior del tubo que la aloja. Su uso, de hecho, es equivalente al del mítico agujero en el panel interior de las ventanillas de los aviones. Además de para regular la presión, el agujero de los bolígrafos evita en cierta medida la condensación.
El segundo agujero en los BIC es un cambio de diseño más reciente, y responde a cuestiones de seguridad. En 1991, la compañía creadora del mítico bolígrafo recortó la tapa de poliropileno de manera que quedara un agujero en su punta. Si alguien ingiere la tapa y esta queda atascada en alguna parte del tubo digestivo, el agujero deja pasar el suficiente caudal de aire como para que la persona no muera de asfixia hasta que puedan extraerle la tapa.
Contrariamente a lo que pueda parecer, este tipo de accidentes son relativamente habituales, y ni siquiera el agujero en la tapa es garantía de salvarse ya que puede bloquearse rápidamente con fluidos. Esta desgraciada eventualidad es la que le ocurrió a un niño británico en 2007.
Nunca es buena idea tragarse un objeto pequeño de plástico, pero por lo demás, el boli BIC sigue siendo un objeto casi perfecto en lo tocante a escribir por un módico precio. El corte hexagonal, copiado a los lápices, permite ahorrar material y hacerlo más fácil de sujetar. Su diseño forma parte de la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York.
Carlos Zahumenszky
Félix Velasco - Blog

domingo, 13 de marzo de 2016

Si no estás dispuesto, llamamos a otro payaso


En agosto de 2013, Moritz Erhardt, de veintiún años y ejecutivo de banca internacional, murió de un infarto en la ducha después de trabajar tres días seguidos sin dormir. Erhardt era uno de los muchos jóvenes que competían por encontrar su lugar entre los que en Estados Unidos llaman «amos del universo», es decir, empleados de entidades financieras que a los treinta años ganan fortunas y viajan en avión privado. En su momento, la noticia fue muy comentada; luego, como tantas, cayó en el olvido. Se trataba de un caso claro de karõshi, palabra japonesa que significa 'muerte por trabajar hasta la extenuación'. Cuento todo esto porque hace tiempo que me llama la atención el abuso que hacen ciertas empresas con respecto a sus empleados. Es práctica común y aceptada que un joven que quiere abrirse camino en el mundo de las finanzas, además de cumplir su jornada laboral, debe trabajar otras cuatro o cinco horas gratis. No es infrecuente que estas jornadas se alarguen hasta altas horas de la madrugada. Nadie los obliga a quedarse, obviamente todo es más sutil, pero el que no lo hace no solo no prospera, sino que es mirado con desdén por sus compañeros de trabajo. Los periódicos estos días se han hecho eco de la cantidad de horas no retribuidas que un trabajador lleva a cabo en España. Se calcula que cada semana del año 2015 se trabajaron una media de 3,5 millones de horas fuera de la jornada laboral sin retribución. También se sabe que no se abonaron la mitad de todas las horas extra. Ahora ya no estamos hablando de yuppies que quieren medrar y convertirse en amos del universo con sueldos siderales. Hablamos de trabajadores de sectores tan dispares como la hostelería, el comercio, la sanidad, las ventas, el periodismo, etcétera. La crisis trajo no solo la pérdida de millones de puestos de trabajo, sino también un tenue y perverso modo de aprovecharse de la situación. Con tal de no perder su empleo, un periodista, por ejemplo, estaba dispuesto a trabajar gratis. «¿Qué más quieres? El que no publica no existe, así que date con un canto en los dientes. Esto es como el circo, si tú no estás dispuesto, llamamos a otro payaso». Era el comentario típico en este ramo. En el sector de los servicios, ocurría -y ocurre- tres cuartos de lo mismo. Se trabajan varias horas gratis porque hay tanta gente para un mismo puesto que, si no, llaman a otro. Juegan, por tanto, no solo con el miedo del trabajador a perder su empleo, sino que han conseguido que se establezca una santa omertá o ley del silencio. Ni los ejecutivos jóvenes (o no tan jóvenes), que salen de trabajar a las cuatro de la madrugada, ni trabajadores menos cualificados se quejan. En el caso de los primeros, se ha conseguido instaurar la creencia de que esta forma de explotación es una especie de rito de pasaje, un peaje que han de pagar para demostrar que son dignos de convertirse en grandes directivos. En cuanto a los trabajadores menos cualificados, se dicen a sí mismos que mejor mal pagados y haciendo horas gratis que los lunes al sol... ¿Existe alguna manera de romper este círculo perverso, esta situación que recuerda más a la Europa de Dickens o de Balzac que a la de las libertades y los derechos ganados con tanto esfuerzo? Sorprende ver cómo estamos viviendo una nueva forma de proletarización de la sociedad. Las deslocalizaciones son una espada de Damocles que pende sobre muchos trabajadores. Es tan fácil cerrar una empresa y abrirla en otro país con menos exigencias laborales que los trabajadores hacen cualquier cosa para evitar que se vaya. Yo no sé qué puede hacerse al respecto, pero sí sé que hay que romper el círculo de silencio que se ha instaurado en torno a estos fenómenos sociales. Les dejo solo un dato. En 2008, cuando empezó la crisis, los 3,6 millones de horas que se hicieron sin cobrar suponían el 39 por ciento de las horas totales. En 2015 ese porcentaje fue del 55,6 por ciento, es decir que más de la mitad del trabajo extra no fue cobrado. Da igual que sea una persona con expediente académico brillante o un trabajador sin cualificar, la frase se cumple inexorable: «Esto es el circo y si tú no estás dispuesto, llamamos a otro payaso».
Carmen Posadas
FVA Management - Félix Velasco

martes, 2 de febrero de 2016

Saborea la victoria



Las pequeñas victorias nos dan energía para que sucedan sueños grandes, nos regalan alegría para seguir en camino. Nos llenan de adrenalina y nos conectan con la acción, despiertan la iniciativa y abren nuevas posibilidades.
Celebrar las pequeñas victorias nos unen con el propósito de la tarea que hacemos. Es una cultura el celebrar el esfuerzo y los objetivos conseguidos en la lucha. Celebrar es obtener el resultado de un trabajo bien hecho, es compartir logros, transmitir confianza y ratifica la intuición a mantener la dirección que nos trae los logros propuestos.

FVA Management
Félix Velasco

sábado, 28 de noviembre de 2015

Una mente abierta

    Del Curso "DESARROLLO PERSONAL" - Tener una mente abierta es aceptar que el conocimiento avanza y que ciertas ideas se vuelven obsoletas con el tiempo.
    Una persona tiene mente abierta cuando está libre de prejuicios y cree que cualquier idea posee el derecho de ser analizada y evaluada a fin de determinar su veracidad y utilidad, para finalmente aceptarla o descartarla.
    Muchas personas se encierran en dogmas o directrices que han aprendido, pero no analizado. En ocasiones el ...adoctrinamiento y el reclutamiento fanático comienza durante la educación del niño. El solo hecho de escuchar una idea diferente a lo aprendido puede ser una terrible carga mental y emocional para algunos individuos. El fanatismo es el prejuicio de creer que todo lo diferente es malo, una falsa ilusión de la realidad.
    Lograr una mente abierta requiere un esfuerzo, hay que leer, estudiar, investigar, buscar y trabajar para comprobar y conocer las cosas. Al hacerlo se tienen mayores argumentos para consolidar el desarrollo personal y discernir lo correcto de lo incorrecto, pues el la vida no todo vale ni tiene los mismos derechos.
    FVA Management - Blog
    Félix Velasco

martes, 11 de agosto de 2015

Deja ya de soñar

¡Deja ya de soñar!. Ahora despierta, levántate, mira por las mañanas... y respira la luz del amanecer, camina y lucha. Dentro de ti hay una fuerza, la fuerza de la voluntad que todo puede hacerlo; reconociéndote a tí mismo más libre y más fuerte, dejarás de ser un títere de las circunstancias, porque tú mismo eres tu destino. Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar, y que ninguno es tan terrible para claudicar; pero para eso hay que aprender de los fuertes, de los valientes, de los audaces, toma ejemplo de los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de las limitaciones ideológicas. 
FVA - Management
Félix Velasco 

domingo, 19 de julio de 2015

SOBRE IGNORANTES E IGNORANTAS

Carta de una Profesora con acertadísima y lapidaria frase final. Está escrito por una profesora de un instituto público.
Yo no soy víctima de la Ley Nacional de Educación. He tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política.
En jardín (así se llamaba entonces lo que hoy es "educación infantil", mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente:
la A de "araña", la E de "elefante", la I de "iglesia" la O de "ojo" y la U de "uña".
Luego, cuando eras un poco mayor, llegaba "Semillitas", un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. No había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.
En Primaria estudiábamos Lengua, Matemáticas y Ciencias, no teníamos Educación Física.
En 6º de Primaria, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de "b en vez de v" o cinco faltas de acentos, te bajaban la nota.
En Bachillerato, estudié Historia de España, Latín, Literatura y Filosofía.
Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las "Coplas a la Muerte de su Padre" de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda...
Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección.
Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura.
En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales.
El participio activo del verbo atacar es "atacante";
el de salir es "saliente"; el de cantar es "cantante" y el de existir,"existente".
¿Cuál es el del verbo ser? Es "ente", que significa "el que tiene identidad", en definitiva "el que es". Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación "ente".
Así, al que preside, se le llama "presidente" y nunca "presidenta",independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.
De manera análoga, se dice "capilla ardiente", no "ardienta"; se dice"estudiante", no "estudianta"; se dice "independiente" y no "independienta"; "paciente", no “pacienta"; "dirigente", no dirigenta"; "residente", no "residenta”.
Y ahora, la pregunta: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son"periodistos"), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española? Creo que por las  dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).
Les propongo que pasen el mensaje a sus amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no "ignorantas semovientas", aunque ocupen carteras ministeriales).
Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de indiviuos/individuas que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!
Porque no es lo mismo tener "UN CARGO PÚBLICO" que ser "UNA CARGA PÚBLICA".
FVA Mananagement - Blog
Félix Velasco

miércoles, 15 de julio de 2015

¿Nos estamos volviendo supersticiosos?

¿Nos estamos volviendo supersticiosos? Muchos indicios apuntan en esta dirección, aunque antropólogos y sociólogos hablan de un cambio más profundo: cada vez tenemos mayor necesidad de creer en "algo".
La superstición es la creencia contraria a la razón que atribuye una explicación "mágica" a la generación de los fenómenos, procesos y cómo se relacionan. 
Algunos mezclan y confunden desarrollo y crecimiento personal con meras supersticiones, ya que la actitud supersticiosa tiene siempre como raíz el sentido de inseguridad, de temor, de incapacidad para afrontar la realidad personal.
El error objetivo y la ilusión radical de la práctica supersticiosa consiste en la confianza ingenua de conseguir neutralizar lo que no se quiere o no se puede afrontar directamente, de poder cambiar una realidad que "algunod" manejan y manipulan, de conseguir dominar un mundo que por miedo rehusan mirar de frente... Eson son algunos motivos por el que algunos progre-pijos convierten el coaching en un "médoto para limpiar de energías malignas", otros hablen de recuperar el "equilibrio electromagnético", algunos confíen en las "cadenas de la suerte por internet", se apoyen en "fluidos energéticos" cuando son incapaces de ofrecer soluciones, crean en frases que otros ponen en boca de Buda y que jamás pronunció, "telepredicadores" cuyos libros encabezan los rankings de ventas, o se compren "pulseras de la fortuna"... 
Muchas de estas cosas, y concediendo un enorme margen de dudas, se podrían considerar un placebo para individuos incapaces de enderezar su vida utilizando su voluntad y libre albedrío, gestionando adecuadamente el tiempo, estableciendo un simple orden de prioridades en su vida, reflexionando sobre sus valores personales y profesionales,... Y muy especialmente marcándose objetivos motivadores (medibles, alcanzables, realistas y fijando plazos), y ¿por qué no?, con un cierto grado de utopía para que valga la pena esforzarse por ellos, fragmentándolos en metas lógicas en las que concentrarse y vivir apasionadamente la vida.
FVA Management - Blog
Félix Velasco

domingo, 5 de julio de 2015

Esfuerzo o resultados

Hay individuos que justifican unos malos resultados amparándose en el esfuerzo realizado. De hecho importa poco lo que uno se esfuerce... interesa mucho más lo que se consigue.
 ¿Qué resultados estás obteniendo con lo que haces? Esa es la pregunta a la que debemos contestar cada uno.
 El esfuerzo, en si mismo, es una mala medida del éxito. Los resultados están, o no están.
 Si te descubres a ti mismo explicando lo mucho que te has esforzado, prueba a cambiar el foco de atención: ¿Qué es lo que estás obteniendo?
 Es poco relevante todo el "gran trabajo hecho", todas las "horas inacabables" dedicadas, o el "esfuerzo desproporcionado" realizado... ¿Estás consiguiendo el tipo de resultados que deseas? Esa es la medida del éxito y de la conquista de tus sueños.
 En caso de no estar obteniendo lo que quieres, analiza lo que estás haciendo, quizás no es lo adecuado y es hora de tomar decisiones y cambiar.
 Vivimos en una cultura que premia el esfuerzo por encima del resultado, una vez y otra. Eso es un error.
 Hay personas dicen "he dedicado una gran cantidad de horas a este proyecto", o "me he entregado con cuerpo y alma"... pero muchas veces se olvida lo verdaderamente relevante: Después de haber hecho esa inversión de tiempo, dinero, energía,... ¿qué se ha logrado?
 Me interesa mucho más una persona que consigue el mismo resultado con un menor esfuerzo que una persona que realiza un gran esfuerzo en sí mismo. Eso se llama productividad. Esforzarse el doble, o el triple, no es la variable determinante. Lo que importa es la eficiencia. Trabajar menos y conseguir resultados sorprendentes es mucho más inteligente que trabajar mucho y lograr resultados mediocres. El esfuerzo es siempre importante, pero lo es mucho más organizar, planificar y controlar, son básicos para superar metas y alcanzar objetivos.
Félix Velasco - Blog

sábado, 27 de junio de 2015

Las manos del herrero

Un joven fue a solicitar un puesto importante en una empresa grande. Pasó la entrevista inicial e iba a conocer al director para la entrevista final. El director vio su CV, era excelente. Y le preguntó: " 
-¿Recibió alguna beca en la escuela?" el joven respondió "no".
 -"¿Fue tu padre quien pagó tus estudios? "
 -" Si."-respondió.
 -"¿Dónde trabaja tu padre? "
 -"Mi padre hace trabajos de herrería."
 El director pidió al joven que le mostrara sus manos . 
 El joven mostró un par de manos suaves y perfectas.
 -"¿Alguna vez has ayudado a tu padre en su trabajo? "
 -"Nunca, mis padres siempre quisieron que estudiara y leyera más libros. Además, él puede hacer esas tareas mejor que yo.
 El director dijo: 
 -"Tengo una petición: cuando vayas a casa hoy, ve y lava las manos de tu padre, y luego ven a verme mañana por la mañana."
El joven sintió que su oportunidad de conseguir el trabajo era alta. 
 Cuando regresó a su casa le pidió a su padre que le permitiera lavar sus manos. 
 Su padre se sintió extraño, feliz pero con sentimientos encontrados y mostró sus manos a su hijo. El joven lavó las manos poco a poco. Era la primera vez que se daba cuenta de que las manos de su padre estaban arrugadas y tenían tantas cicatrices. Algunos hematomas eran tan dolorosos que su piel se estremeció cuando él la tocó.
 Esta fue la primera vez que el joven se dio cuenta de lo que significaban este par de manos que trabajaban todos los días para poder pagar su estudio. Los moretones en las manos eran el precio que tuvo que pagar por su educación, sus actividades de la escuela y su futuro.
 Después de limpiar las manos de su padre, el joven se puso en silencio a ordenar y limpiar el taller. Esa noche, padre e hijo hablaron durante un largo tiempo.
A la mañana siguiente, el joven fue a la oficina del director.
 El director se dio cuenta de las lágrimas en los ojos del joven cuando le preguntó: -"¿Puedes decirme qué has hecho y aprendido ayer en tu casa?"
 El joven respondió: -"lavé las manos de mi padre y también terminé de asear y acomodar su taller"
 -"Ahora sé lo que es apreciar, reconocer. Sin mis padres, yo no sería quien soy hoy. Al ayudar a mi padre ahora me doy cuenta de lo difícil y duro que es conseguir hacer algo por mi cuenta. He llegado a apreciar la importancia y el valor de ayudar a la familia.
El director dijo: "Esto es lo que yo busco en mi gente. Quiero contratar a una persona que pueda apreciar la ayuda de los demás, una persona que conoce los sufrimientos de los demás para hacer las cosas, y una persona que no ponga el dinero como su única meta en la vida". "Estás contratado".
Un niño que ha sido protegido y habitualmente se le ha dado lo que él quiere, desarrolla una "mentalidad de tengo derecho" y siempre se pone a sí mismo en primer lugar. Ignoraría los esfuerzos de sus padres. 
 Si somos este tipo de padres protectores ¿realmente estamos demostrando el amor o estamos destruyendo a nuestros hijos?
 Puedes dar a tu hijo una casa grande, buena comida, clases de computación, ver en una gran pantalla de televisión. Pero cuando estás lavando el piso o pintando una pared, por favor que también él lo experimente. Después de comer que lave sus platos junto con sus hermanos y hermanas. No es porque no tengas dinero para contratar quien lo haga, es porque quieres amarlos de la manera correcta. No importa cuán rico seas, lo que quieres es que entienda. Un día tu pelo tendrá canas, igual que la madre de ese joven. 
 Lo más importante es que tu hijo aprenda a apreciar el esfuerzo y tenga la experiencia de la dificultad y aprenda la habilidad de trabajar con los demás para hacer las cosas."
FVA Management - Blog
Félix Velasco

sábado, 16 de mayo de 2015

Insulto e ironía

    El insulto fácil y la ironía lacerante, son armas propias de quien no asume la libertad del otro y le desprecia abiertamente, así como el reconocimiento de su incapacidad para razonar su propio pensamiento.
    FVA Management
    Félix Velasco

Arriesgar

    No arriesgues más de lo que puedas perder, eso es prudencia y sentido común. Pero la pregunta difícil de contestar es,... ¿cuánto estás dispuesto a arriesgar?
    FVA Management - Blog
    Félix Velasco

viernes, 1 de mayo de 2015

Día del trabajo - 1 de mayo

El Día del trabajador que hoy celebra casi todo el mundo el 1 de mayo tiene su origen en los Estados Unidos del siglo XIX, en una época que no respetaba precisamente los derechos laborales, considerados casi una utopía. La sociedad vivía únicamente para trabajar; para trabajar y dormir, con jornadas de hasta 18 horas diarias.
El 1 de mayo de 1886, los trabajadores de Chicago, por aquel entonces la segunda ciudad con más habitantes de Estados Unidos, anunciaron una huelga general con la gran reivindicación de la jornada laboral. «Ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa», rezaban las pancartas preparadas para la ocasión.
No era la primera vez que se reclamaba y tampoco sería la última, ya que, por aquel entonces, la jornada laboral de los trabajadores era la que quisieran sus empleadores, aunque con pequeñas salvedades. En 1829, se aprobó en Nueva York una ley que prohibía trabajar más de 18 horas, «salvo caso de necesidad». Eso sí, en uno de los apartados de la norma se establecía que si existía tal necesidad, un funcionario podía trabajar más de 18 horas si sus superiores pagaban una multa de 25 dólares.
En 1868, el presidente Andrew Johnson promulgó una ley que establecía la jornada laboral de ocho horas y hasta 19 estados comulgaron con él y establecieron normas parecidas, con un máximo de diez horas diarias de trabajo. Sin embargo, eran pocos los lugares en los que se cumplía.
Una calma tensa rodeaba la ciudad de Chicago en los últimos años del siglo XIX. La mayoría de los obreros estaban afiliados a la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo, aunque la que más guerra daba era la Federación Estadounidense del Trabajo, que fue la que acabó convocando la huelga del 1 de mayo de 1886. Un año y medio antes amenazó con ella durante el cuarto congreso del sindicato y, como no se cumplieron sus peticiones, se llevó a cabo pese a que habían despertado el interés de algunos, que veían en la jornada laboral de ocho horas una forma de reducir el paro.
No todas las organizaciones estaban de acuerdo. De hecho, la Noble Orden lanzó un comunicado en el que pedía a sus adheridos que acudiesen al trabajo el primero de mayo, aunque fueron pocos los que hicieron caso. Cerca de 200.000 trabajadores secundaron los paros, siendo Chicago el foco principal de las reivindicaciones. Allí la huelga se extendió durante dos días más, la tensión crecía por momentos y la Policía actuó en una manifestación con más de 50.000 personas. Era la segunda jornada de paros y los trabajadores tomaron represalias al tercer día, acudiendo a la única fábrica que se mantenía abierta y enfrentándose a los esquiroles en una pelea campal. Sin previo aviso, la Policía procedió a disparar, dejando seis víctimas y decenas de heridos.
Consciente del caos que reinaba en la ciudad, el alcalde permitió la concentración que se había programado para el 4 de mayo en Haymarket Square. No sólo la permitió, sino que acudió a ella para garantizar la seguridad de los trabajadores, aunque no sirvió de demasiado. Una vez terminada la reunión, a la que acudieron cerca de 20.000 personas, el inspector de Policía John Bonfield consideró que no debía haber nadie en la plaza y dio orden a 180 agentes de intervenir. De repente, estalló una bomba y mató a un policía, lo que provocó que sus compañeros abrieran fuego contra la multitud. Se desconoce el número de víctimas.
Se declaró inmediatamente el estado de sitio y el toque de queda en Chicago, produciéndose, en los días posteriores, centenares de detenciones y registros, en los que se encontraron arsenales de armas, municiones y escondites secretos.
Un mes y medio después, se inició el juicio contra los 31 presuntos responsables de los disturbios, aunque después el número se redujo a ocho. El juicio se considera aún una farsa, ya que no respetó ningún tipo de norma procesal, y condenó a los ocho acusados de ser enemigos de la sociedad y el orden, pese a que no pudo probarse nada en su contra. Cinco fueron enviados a la horca y tres a prisión. 
E.R
FVA Management - Blog
Félix Velasco

miércoles, 1 de abril de 2015

La mamá de Juan y el cucharón de plata

Juan invitó a su madre a cenar una noche en su apartamento de soltero. Durante la cena la madre no pudo por menos que reparar en lo hermosa que era Lourdes, la compañera de apartamento de su hijo. Ella había tenido sospechas de que Juan tenía una relación con Lourdes. En el transcurso de la velada, mientras veía el modo en que los dos se comportaban, se preguntó si estarían acostándose. Leyendo a su madre el pensamiento, Juan le dijo: “Mama sé lo que estás pensando, pero te aseguro que Lourdes y yo sólo somos compañeros de apartamento”. Aproximadamente una semana después, Lourdes le comentó a Juan que desde el día en que su madre vino a cenar, no encontraba el cucharón grande de plata para servir la sopa. Juan le dijo que dudaba que se lo hubiese llevado pero que le escribiría una carta. “Querida mama: No estoy diciendo que tú cogieras el cucharón de plata de servir sopa, pero el hecho es que ha desaparecido desde que tu viniste a cenar a casa”. Unos días mas tarde, Juan recibió una carta de su madre que decía: “Querido hijo: No estoy diciéndo que te acuestes con Lourdes, pero el hecho es que si Lourdes se acostara en su propia cama, ya habría encontrado el cucharón de plata para servir sopa. Con todo cariño, mama.”
Félix Velasco - Blog

sábado, 28 de marzo de 2015

Husos horarios de España

Antes del 1 de enero de 1901, la hora oficial de España era el del Meridiano de Madrid (3º 41'Oeste), aunque cada provincia tenía la hora local correspondiente a su Meridiano, (la hora local, era igual a la longitud local).
El 1 de enero de 1901, a las 0h. se adopta la hora de Greenwich Meridiano 0º  UTC 0h. o (GMT 0h.), en consecuencia la Hora Local (HL) se correspondía con el Tiempo Universal Coordinado (UTC) u Hora del Meridiano de Greenwich (GMT).
El 15 de abril de 1918 se introduce por primera vez el horario de verano o DST (Daylight Saving Time). Durante los periodos de verano, se adelantaba 1 hora, UTC+1h. 
El 16 de marzo de 1940 a las 23h. se adopta la hora del Meridiano 15º Este, UTC+1h. o (GMT+1h.) por lo que se establece 1h. de adelanto permanente con respecto al (UTC) o (GMT), y 2h. en horario de verano UTC+2h.
En 1981 se establece que el cambio de hora comience el último domingo de Marzo a las 2h. am. (+1 h.), y finalize el último domingo de Septiembre a las 3h. am. (-1 h.)
En 1996 se cambia el mes en que finaliza, que pasa a ser Octubre en lugar de Septiembre.
Inicios del cambio horario
El cambio de hora comenzó a generalizarse aunque de manera desigual a partir de 1974, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años.
En la actualidad, el cambio horario vigente es el que se aplica desde 1996, año en que se acordó adelantar 1 hora el reloj el último domingo de Marzo, y retrocederla el último domingo de Octubre en lugar de Setiembre.
Según estimaciones del (IDAE), Entidad Pública Empresarial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en nuestro país, el ahorro en iluminación en el sector doméstico por el cambio de hora durante los meses que tiene efecto; es decir, desde final de marzo hasta final de octubre, puede representar un 5%. Si el consumo medio de una familia española es de 3.200 kWh., el ahorro sería de más de 6 € por hogar y más de 60 millones de euros para el conjunto de ellos.
A ello habría que sumar, procedente del sector de comercio y servicios, un ahorro del 3% (más de 6 millones de €) en concepto de reducción de consumo de aire acondicionado.
Desde la aprobación de la Novena Directiva, por el Parlamento Europeo y Consejo de la Unión, en enero de 2001, este cambio horario se aplica con carácter indefinido. Dicha Directiva está incorporada al ordenamiento jurídico español por Real decreto 236/2002, del 1 de marzo.
El carácter indefinido de la aplicación del cambio de hora se ha adoptado por entenderse que "el buen funcionamiento de algunos sectores, no sólo el de los transportes y las comunicaciones, sino también otros ramos de la industria, requiere una programación estable a largo plazo".
La Novena Directiva de obligado cumplimiento para todos los países de la Unión Europea, establece con carácter permanente las fechas de inicio y fin del periodo, en las cuales (adelantamos el reloj 1 h. el último domingo del mes de marzo a las 2h.am) y (retrasamos el reloj 1 h. el último domingo del mes de octubre a las 3h.am) ambas horas en hora local de España; lo que en (UTC) se correspondería a la 1h. am. en ambas fechas.
No obstante, cada cinco años, la Comisión debe publicar, en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas, un comunicado que incluirá el calendario de fechas de principio y fin del cambio de la hora oficial de verano-invierno para los cinco años siguientes.
Independientemente del cambio de hora, el IDAE recomienda que todos los ciudadanos contribuyamos al ahorro de energía haciendo un uso inteligente de la iluminación en nuestros hogares: seguir determinadas pautas puede permitirnos, sin renunciar al confort, ahorrar hasta 100 € al año, además de evitar emisiones contaminantes a la atmósfera.
 * (UTC) = Tiempo Universal Coordinado: Es el sucesor del (GMT) Meridiano de Greenwich, y que se obtiene con mayor precisión a partir de una media ponderada de las señales de relojes atómicos localizados en cerca de 70 laboratorios nacionales de todo el mundo.

Félix Velasco - Blog

domingo, 15 de marzo de 2015

Gestión personal

“En unos cientos de años, cuando la historia de nuestro tiempo sea escrita desde la perspectiva del largo plazo, es muy probable que el evento más importante que observen los historiadores no sea la tecnología, ni internet, ni el comercio electronico, sino un cambio sin precedentes en la condición humana. Por primera vez un sustancial y cada vez mayor número de personas se gestionarán a sí mismas. Y la sociedad no está preparada en absoluto para ello”. Peter Drucker (Managing Knowledge Means Managing Oneself)
FVA Management - Blog 
Félix Velasco